Donald Trump no cobrará su sueldo presidencial

El magnate neoyorquino se sinceró en el programa 60 minutos de la CBS y dijo que rechazaría su salario de 400 mil dólares.

El millonario Donald Trump aseguró el domingo que renunciará al salario de 400,000 dólares anuales que le correspondería como nuevo presidente de EE.UU. y que solo cobrará un dólar, al ser esa la cantidad mínima que debe aceptar por ley.

Trump anunció su decisión en una entrevista para el programa “60 minutos” del canal CBS, su primera aparición televisiva tras ganar las elecciones del 8 de noviembre.

“Creo que por ley tengo que aceptar un dólar, así que aceptaré un dólar por año, las autoridades no deberíamos tener sueldo agregó a la entrevista. Muchos consideran una indirecta al presidente Mexicano y a otros presidentes de Latinoámerica que tienen jugosos sueldos.

Pero, lo cierto es que no sé siquiera cuál es el salario. ¿Sabes cuál es?”, preguntó Trump durante la entrevista a la periodista Lesley Stahl, quien le respondió que la retribución anual para un presidente de Estados Unidos es 400,000 dólares.

“No, voy a aceptar ese salario, no lo tomaré”, aseguró Trump, quien amasó buena parte de su fortuna con programas de televisión, hoteles, casinos y negocios inmobiliarios.

Trump también dijo que dará a conocer su declaración de impuestos “en el tiempo apropiado” y defendió su decisión de no divulgarla durante la campaña electoral, como es costumbre en EEUU desde hace décadas por parte de todos los aspirantes a la presidencia.

En la entrevista, Trump también abarcó otros temas como el Tribunal Supremo, compuesto actualmente por ocho jueces tras la muerte en febrero del conservador Antonin Scalia, a quien el millonario prometió sustituir con un magistrado favorable a los valores de la derecha cristiana.

Del mismo modo, Trump, que tomará posesión como presidente el 20 de enero, pidió a quienes se manifestaron en las calles contra su elección que“no tengan miedo”. Decenas de miles de personas se han manifestado contra Trump durante cuatro noches consecutivas en una treintena de ciudades, dentro de un movimiento de indignación bautizado como “Not my president” (No mi presidente).

Trump, sin embargo, no sería el primer presidente en renunciar a su salario. Antes de él lo hicieron Herbert Hoover, presidente en 1929, y John Fitzgerald Kennedy en 1961.

Loading...
loading...

Comentarios